Siempre que se explica algo sobre el posicionamiento web (el SEO) existen una serie de verdades que son inamovibles:

  • Tu sitio web nunca estará a la última en SEO (a no ser que pagues por ello).
  • Procura un SEO natural, no fuerces las cosas.
  • Se trata de un proceso tan a largo plazo que nunca termina.
  • Hay cosas que nunca fallan.

En esta entrada me centraré en el último punto. De la larguísima lista de cosas que hay que mirar en un sitio web hay unas que considero normales (las referidas al sitio en general), otras que son opcionales pero muy recomendables (especialmente las referidas a metas, imágenes, carga de página, objetos y javas) y otras que son básicas, las que nunca fallan independientemente del buscador, su algoritmo, su actualización…: links y contenido.

Google Penguin 3.0

fuente: http://www.linkresearchtools.com/news/penguin-3-0/

La larga lista de cambios en el algoritmo de Google nos ayuda a comprender esto. Obviando la última actualización, centrada en penalizar a sitios con enlaces o contenido que viole los derechos de autor, la anterior, Penguin 3.0, están centrada en esto.

Ya sé que Google no es el único buscador, y que deberíamos hacer las cosas pensando en todos. Pero lo cierto es que lo que vale para Google vale para los demás.

Penguin 3.0 añade un elemento muy interesante en lo que se refiere a los enlaces. Siempre se ha dicho que es muy importante que un sitio web reciba enlaces -cuantos más mejor- de otros sitios. Ahora, lo importante no es tanto la calidad como la cantidad. Algo que parece evidente, que se había sugerido en otras actualizaciones, pero que ahora se ha conseguido implementar de una manera eficaz.

Realmente lo que se pretende es, por un lado, luchar contra el linkbuilding. Esta técnica consiste en lograr que otras webs incluyan enlaces a la tuya. Para ello se emplean mecanismos de compra-venta, intercambio o forzar dicho enlace (por ejemplo, haciendo un comentario que incluya un enlace al sito que te interesa en un foro determinado). Un sencillo estudio de estos enlaces nos descubre que se conectan sitios que no están relacionados entre sí temáticamente. Bueno, en realidad existen una larga lista de enlaces que se pueden considerar artificiales. Ahora ya no tendrá tanta importancia la cantidad de enlaces que reciba un sitio web, como la calidad que tienen los que te enlazan.

Además, se pretende reforzar una idea que ya se lanzó en la versión anterior de Penguin: que el contenido de las webs se escriba pensando en la gente, y no en Google. El contenido de calidad, entendido este no sólo en lo que respecta al fondo, sino también en lo que se refiere a la estructura, hará que, de forma natural, un sitio web sea enlazado. El principal inconveniente es que se necesita tiempo. Tiempo para que la gente lo encuentre, lo considere bueno y, más adelante, lo enlace.